Ni videollamadas ni hologramas: la idea de Facebook para el teletrabajo es una sala con avatares en realidad virtual

En los últimos meses hemos visto proliferar multitud de herramientas que pretenden recrear las ventajas del trabajo presencial a distancia. Las videollamadas convencionales ya cansan, y las grandes tecnológicas, como Microsoft o Google, se han puesto las pilas para tratar de aprovechar la ola de teletrabajo que ha traído consigo la pandemia. Ahora, a los principales actores del segmento les ha salido un duro competidor: Facebook.

Los de Marck Zuckerberg acaban de anunciar el lanzamiento de Horizon Workrooms, una plataforma de realidad virtual para teletrabajar. La red social quiere que la experiencia en este nuevo espacio digital de trabajo sea completamente inmersiva, por lo que la ha diseñado para que pueda ser utilizada con las gafas Oculus Quest 2 y ha incorporado multitud de funciones para poder recrear el mundo real en el virtual.

No obstante, la herramienta también se puede utilizar desde computadores y dispositivos móviles como si de una videollamada se tratase. Para ello, el organizador de la reunión simplemente tendrá que compartir el enlace del encuentro y los asistentes sin lentes VR aparecerán en una pantalla de vídeo, como en una videoconferencia convencional.

Videollamadas

Pero Workrooms no sólo está pensado para reuniones, aseguran desde Facebook, sino que pretende brindar una experiencia inmersiva completa a sus usuarios. Para ello, han diseñado varias funciones para que los teletrabajadores puedan trabajar juntos en la oficina virtual. Por ejemplo, la plataforma permite crear un escritorio de realidad mixta, es decir, poder ver la pantalla del propio equipo en la plataforma, con los lentes puestos, mientras se teclea y se mueve el mouse físico. Esto también permite que los demás usuarios que están en la misma sala virtual vean la pantalla de los otros.

Asimismo, se pueden tomar documentos virtuales de las carpetas del computador o de la nube y dejarlos sobre el escritorio virtual, para que los demás lo vean y puedan modificarlo.

No obstante, Facebook señala que esta plataforma está diseñada para usar las manos, para lo que aprovechan la función Hand Tracking de Oculus Quest 2, que utiliza las cámaras que el dispositivo tiene en el exterior para detectar la posición y orientación de las extremidades del usuario, rastrear su movimiento y trasladarlo al universo virtual, de tal forma que pueda interactuar con él sin necesidad de mouse o mandos.

Una oficina virtual más real

Facebook explica que todas estas funciones, a las que hay que añadir la tecnología de detección de audio espacial -para percibir los sonidos en función de dónde esté situada virtualmente la persona-, permitirán a sus usuarios reproducir de una forma más fiel la oficina real en el plano virtual.

Así, el usuario podrá elegir sentarse en una sala llena de mesas virtuales junto a sus compañeros para, simplemente, trabajar en su ordenador y consultar de vez en cuando algo con sus colegas, o para mantener una conversación informal sobre cualquier tema cuando necesite un descanso.

Escritorio virtual

Los de Zuckerberg también explican que han mejorado los avatares de Oculus para que los usuarios de Horizon Workrooms tengan más opciones de personalización y se parezcan más a la persona a la que representan en el mundo virtual.

Otras funciones interesantes, y que ya hemos visto con anterioridad en herramientas como Microsoft Teams, es la de crear una pizarra virtual infinita en la que todos los miembros del equipo pueden colaborar en tiempo real y salas específicas para cada tarea.

Diferente, pero no tanto

La solución que ha lanzado Facebook para el trabajo remoto es bastante diferente a la que compañías como Google, Microsoft o Cisco están implementando, ya que estas siguen apostando por el vídeo y, en un futuro no muy lejano, por los hologramas, mientras que la red social ha optado por la creación de un universo de oficinas virtual con estética de videojuegos.

Sin embargo, esta no es una idea totalmente nueva, ya que desde hace algunos años existen varias empresas que crean oficinas virtuales con la estética y las dinámicas de los videojuegos. La virtud de Facebook, eso sí, ha sido llevar la idea a las tres dimensiones usando Oculus.

Desventajas

La experiencia de Horizon Workrooms promete ser bastante inmersiva y bien lograda, pero, eso sí, siempre y cuando el empleado o la empresa estén dispuestos a desembolsar los aproximadamente 500 mil pesos que cuesta en promedio cada Oculus Quest 2. Para los que no tengan las gafas de realidad virtual, la plataforma no difiere demasiado de cualquier otra de videollamadas, y tiene la desventaja de que cuenta con menos integraciones que Microsoft Teams o Google Workspace.

Por otra parte, la idea de estar en una misma oficina virtual con los compañeros resulta de lo más atractiva. De nuevo podríamos compartir charlas distendidas de vez en cuando, o preguntar dudas sin necesidad de escribir o llamar, pero, las Oculus Quest 2 son un dispositivo algo pesado, por lo que no será viable tenerlas puestas durante toda la jornada laboral.

Horizon Workrooms ya está disponible en algunos países de Europa en versión beta y es gratuita para todos los usuarios que dispongan de una Oculus Quest 2. Facebook no ha especificado si tendrá un coste para los usuarios que la usen desde dispositivos móviles u ordenadores.

Para empezar a usarla, cualquier miembro del equipo se debe registrar en la web de Workrooms y enviar invitaciones por correo electrónico al resto de integrantes.

Puedes revisar la info del lanzamiento oficial ACÁ (en inglés)
Horizon Workrooms en Oculus